Habilidades maternales

Habilidades maternales

La habilidad materna contribuye a la producción porcina sostenible a través de lechones robustos con una alta tasa de supervivencia.

Objetivos de cría: Habilidades maternales

La categoría de habilidad materna tiene como objetivo producir una súper cerda que pueda manejar sus propios lechones, producir más carne por cerda al año, dar a luz lechones fuertes y robustos, y que sea fácil de manejar.

En la categoría de habilidad materna, los objetivos de cría son el crecimiento temprano (materno) definido como el efecto genético de la cerda en la ganancia diaria promedio desde el nacimiento hasta los 30 kg y la supervivencia de los lechones definida como la tasa de supervivencia de los lechones hasta 21 días después del parto en las líneas maternales.

Supervivencia de los lechones

El objetivo de cría de supervivencia de los lechones se define como el porcentaje de lechones vivos 21 días después del parto en la camada. Mediante la selección directa para aumentar la supervivencia de los lechones, aseguramos un mayor bienestar animal y una alta productividad. En relación con el objetivo de cría de la supervivencia de los lechones, los objetivos de cría para lechones viables en el primer día y la fertilidad del verraco darán como resultado cerdas altamente eficientes con buenas habilidades maternales, que pueden dar a luz una gran cantidad de lechones destetados por cerda al año.

 

Más información sobre nuestro proyecto de peso al nacer 

Habilidades maternales

La contribución de la habilidad materna a la sostenibilidad de la producción porcina es a través de lechones robustos con una alta tasa de supervivencia, que disminuye la cantidad de cerdas necesarias para producir la misma cantidad de lechones destetados y, por lo tanto, la cantidad de carne producida. Menos cerdas tendrá un efecto positivo tanto en el medio ambiente como en la economía, ya que reducirá los recursos necesarios, como alimento y espacio. Además, los lechones con una ganancia diaria promedio alta desde el nacimiento hasta los 30 kg contribuirán a una mayor ganancia y una menor contaminación ambiental ya que reducirán los días desde el nacimiento hasta el sacrificio y, por lo tanto, los recursos necesarios.